Entrevista a Campeón y Subcampeón en Lerma – 22/9/2018

Bueno chic@s, ya estamos casi en el final de la OM 2018 y seguimos con las sorpresas!!!!

El pasado 22 de septiembre nos tocó jugar Lerma, un campazo al que normalmente se asiste en masa, pero que no sé yo por qué, este año ha tenido menos apuntados de lo normal.

Pero, no os preocupéis, que aquí vuelvo a la carga para ilustraros, a todos los ausentes, de lo que allí aconteció.
El día … inmejorable!!! Y ¿Qué decir del campo?? … Como siempre … perfecto, cuidado …. sus greenes …. con sus caídas ya conocidas, pero … a las que se sumó un pequeño detalle!!

Os cuento: al ocasional grito de ….. ¡Vuela, vuela ….. vuelaaaaaa!!! le superó un chillido muy utilizado en este torneo; el de ¡para, para ….. paraaaaaa!!!! Porque las bolas, una vez iniciaban su descenso, en su aterrizaje “forzoso” por obligado, no eran recibidas como se merecen por los greenes, y eran escupidas “sin piedad” a los collarines del Green o a tomar vientos del ansiado “agujerito”.

Mira que las instrucciones eran dadas con autoridad, energía, rigor y claridad (¡para!!!!), pero las bolas … pues, a su bola, y no había forma de que se quedaran tranquilas una vez entraban en el remanso de paz que lleva como nombre el de su color. Hubo “tripateos” de compañeros expertos en el manejo del putt; bolas que salían del “susurro” con el citado palito y se quedaban más lejos que antes, y que fueron merecedoras del grito “¿andevaaaas?” que también fue muy utilizado; corbatas con nudos perfectos; vueltas al ruedo completas sin más recompensa que la de … ¡te voy a meter en la bolsa y no vas a salir más!

Y, por cierto, que se me antoja a mi pensar …. Mira que las limpiamos, las hablamos, las animamos, las colocamos … ¿no será que las bolas no entienden nuestro idioma? Porque, en Lerma, es que no nos hicieron ni caso, pasaron de sus dueños siete pueblos y ello supuso que la tarea de terminar el hoyo “sin rayita” fue para muchos de nosotros, un infierno.

Pero esto no fue lo que les pasó a nuestros dos entrevistados … Si, si …. dos, porque dos han sido los compañeros que han obtenido un grandísimo triunfo en este campo castellano y por eso, por ser el primero y el segundo de este torneo, esta vez, he querido realizarles a los dos mis ya habituales preguntitas.

De Richi, … ¿Qué deciros? Ya conocéis al “monstruo” del palito (no de las galletas) no solo a nivel deportivo sino personal, ya que tuve la ocasión de entrevistarle a primeros de año y, como pudisteis ver (bueno, mejor leer) se abrió en canal para mostrarnos su gran corazón. Aquí, en Lerma “el menda” se hizo cuatro bajo par!!!! ¡Ahí es na!!
Pero también quiero mencionar el gran resultado de Alfonso Perez Echagüe, que con sus 39 puntos se convirtió en el segundo clasificado y al que conocemos n’pelín menos. Por eso he elegido este momento para indagar y contaros algo más acerca de él.

Así que, he decidido sentarles a los dos y realizarles “a pachas” las consabidas, con cerillas bajo las uñas por si … ¡se “escaquean”!!! 😊😊 Pero, como siempre, todos me atendéis genial y en este caso, no ha sido menos!!!

Richi, como digo, eres un “monstruo” ¿Cuáles son las sensaciones que te llevas al hacer cuatro bajo par?

Es una sensación de haber pasado a la historia de mi propia historia. Es ese subidón que tienen las personas cuando alcanzan objetivos que inicialmente se han propuesto. A la gente y al mundo en general no le importa tu propia autoestima, solo esperan que logres algo independientemente de lo que sientas.

A veces el mejor resultado no lo realiza el que tiene el mejor swing, ni el más alto o el más fuerte, sino que realmente lo realiza el que cree que puede hacerlo.

Yo quería ganar el torneo, porque sé que el éxito llega tras un proceso consciente, programado y persistente en la que has de realizar las cosas correctas una y otra vez. No confiaba en que los demás lo hiciesen mal o regular, yo solo confiaba en mí mismo. Me comprometí a tirar a bandera en todos los hoyos aceptando el posible fracaso. Hubo algún fallo, pero los errores siempre pertenecen al pasado. Conseguí convertir mis debilidades en fortalezas. Aquel día, estaba realmente cansado y afectado por los espectaculares mojitos que me había tomado el día anterior, y decidí jugar menos largo y utilizar siempre un palo más al tirar a Green. Pensar sólo en el momento del golpe me hizo fallar poco y creo que la autoconfianza suple mis años y mis limitadas fuerzas.

Para no alargarme… resumirlo en el Gran Chillido que solté en el hoyo 18 al hacer Eagle. Este éxito no es necesariamente el final, pero resulta imposible tratar de olvidar algo como esto si realmente te ha hecho feliz, y más si mis ojos todavía retienen cómo un grupo de amigos tuvo que pasar por debajo de una mesa por el hecho de que yo había ganado el torneo. Felicidad completa!!

Lo del mojito … a la vista está que te dio el punto para controlar perfectamente tu juego y lo de la mesa … Ya hablaremos de las rodillas de los que afrontaron con entereza y resignación la apuesta!!!!

Y tu Alfonso, ¿Qué sensaciones te llevas del día?

El día empezó con un madrugón importante por la distancia de Madrid a Lerma. Dudé mucho en inscribirme por esta razón y porque hacía muchos años que no jugaba en Lerma. Tantos que me acuerdo que la última vez que fui la carretera de Burgos estaba todavía en obras. Pero gracias a que me animó Pepe Lillo, al final me inscribí, con gran acierto por el resultado final.

El primer recuerdo será siempre que fui a salir por un hoyo equivocado porque ¡habían cambiado las salidas y yo no lo había visto! Así que me tuve que ir corriendo del tee del hoyo 15 al del 16. En fin, no se puede ser despistado.
Los compañeros, lo mejor: Emilio, Julián y Álvaro. Como no somos de los buenos, nos ayudábamos a buscar bolas, indicar donde habían caído y charla muy agradable. Jugamos además con buen ritmo, esperando casi siempre a los de delante nuestro. Sobre todo, me ayudaron mucho indicándome cómo eran los hoyos, porque al que lo diseñó se le olvidó que existen las rectas.

El campo me gustó, que remedio cuando haces un buen resultado. Los greenes me parecieron endiablados, por la velocidad y las caídas. En bastantes hoyos necesité tres putts; si te pasabas un poco con la fuerza, no se sabía dónde acababa la bola. Las calles muy bien y el rough no muy alto, lo cual favorecía a los que no sabemos cómo ir por la calle.

De mi juego, lo mejor la regularidad. No hice ninguna raya por primera vez desde hace mucho, mucho tiempo. Las rayas son lo que nos hunde a los hándicaps altos. Como siempre, esperaba que cayeran 2 o 3 rayas (no soy muy optimista en esto), pero, ¡oh, sorpresa!, esta vez me libré.

Lo dicho: hay que ver cómo estaban ¡los greenes!!!! Pero no os impidieron alcanzar la victoria porque se os dieron ¡estupendamente!!! ¿Qué hacéis para ganar tanto punto??? Porque …

Richi, … obtuviste un pedazo de resultado!!!!

Es más importante el resultado para mí de lo que la gente cree!!

Después de los dos cánceres sufridos uno tras otro, me prometí a mí mismo que podía recuperar el nivel anterior a la enfermedad. He podido bajar del par del campo 9 veces en estos 8 años, pero esta última vez en Lerma ha resultado muy especial porque además lo pasé realmente bien con los compañeros competidores y además en un campo perfectamente acondicionado y difícil.

El secreto para ganar tantos puntos con mi hándicap es muy sencillo, pero me cuesta horrores llevarlo a cabo porque soy muy vehemente. Lo único que intento es borrar los malos pensamientos. De hecho, no pienso más de la cuenta, porque cuanto más piensas; más errores cometes. No necesitamos pensar mientras jugamos si realmente tenemos confianza en el trabajo realizado en los entrenamientos. Me digo siempre: “juega como entrenas y no des golpes que no has entrenado”. Si superas tus propios errores terminas haciendo buenos resultados. Cuando me pongo a la bola, acepto que puedo fallar…pero en ese preciso momento ya estoy comprometido con que voy a seguir adelante. Mente simple: quiero que la bola vaya donde quiero. JaJaJa. ¡Fácil! …no?

Y ¿Cuál fue tu truco, Alfonso?

Hasta yo me sorprendí al final del resultado. La verdad es que, analizándolo después, vi que la regularidad es, como he dicho antes, lo más importante. Sin rayas, se consiguen buenos resultados. También fue de mucha ayuda hacer 3 pares del campo, uno de ellos en el hoyo por el que salí a pesar haber llegado con la lengua fuera.

En bastantes hoyos hice también lo que yo llamo mi “cutre par”, es decir el par del campo más los golpes que me dan por mi hándicap. Cada uno de ellos te da 2 puntos, que van sumando para obtener un buen resultado.

Richi, ya te digo de antemano que yo también quiero que la bola vaya donde yo quiero, pero debe ser que mi mente tampoco me obedece (es como las bolas) y al final las mando donde “ellas” quieren.

En cuanto a ti, Alfonso, … me encanta lo del “cutre par”!!! yo, en muchas ocasiones, ni lo consigo. Me encantaría saber jugar como … Richi (por ejemplo) pero sé que es una meta inalcanzable. Indagando en tus orígenes golfistas, ¿De dónde te viene la afición por el golf, Alfonso?

Empecé hace unos 14 años porque me animó un amigo mío. En un viaje que hicimos con nuestras mujeres a China, me compré unos palos Taylor Made “chinos” muy baratos. Si no recuerdo mal, 150€ todo el conjunto: hierros, maderas, putter, bolsa y bolsa de viaje. Un chollo de calidad discutible, pero para empezar servían.

Me apunté a clases con mi mujer en el Centro de Tecnificación de Golf y conseguí el hándicap en 2005. Mi mujer lo tuvo que dejar poco después por problemas de espalda; la operaron y le dijeron que no jugara porque no era nada bueno para los tornillos y placas que le colocaron.

Creo que 2 o 3 años después empecé a ir a algunos torneos del Foro 2000. Iba como invitado de uno de mis hermanos, que entonces era socio. Al final me picó el gusanillo, me hice socio del Foro 2000 y empecé a acudir con más regularidad. Así hasta ahora, que es uno de mis principales entretenimientos.

Siento mucho que tu mujer lo tuviera que dejar porque, te digo por experiencia, compartir con tu pareja este “gusanillo” es fantástico, sobre todo porque el día que juegas es un día completo, y es estupendo que no suponga dejar a tu media naranja. En cuanto a lo de los palos “chinos” también me suena… nosotros cuando empezamos, también nos hicimos con unos palos … ¡que pa que las prisas! Alcanzabas más distancia tirando la bola tu mismo que … ¡utilizándolos!! Y consecuentemente … ¿Dónde están esos palos? … ¡Aparcaos! Y cubiertos de polvo, en nuestro caso, en el ático.

Pero no es el caso de Richi, que ostenta el control absoluto de toda su bolsa y al que, como “imbatible de Lerma”, le han vuelto a tocar, si cabe, el hcp y casi está sin dígito positivo. ¿Tienes alguna meta para el futuro próximo? ¿Un mano a mano con “el pisha”?? ¿con Rahm o el castellonense???

Ahora, al contestar a tu entrevista, te das cuenta de que TODO ya es pasado. Pero al tiempo, pensar en el futuro a veces te nubla la realidad del momento presente. Por ello, mis objetivos son simplemente deseos en los que deposito mi sencilla felicidad. Me gustaría seguir cumplir el hándicap de 2.6 el máximo tiempo posible para seguir haciéndome el héroe de mi propio comic.

Por lo demás me gustaría seguir disfrutando con Elena al Golf todo lo que pueda, ganemos o no ganemos.

Que verdades dices!!! Hay que disfrutar de este deporte, y si encima ganas …. Pues “miel sobre hojuelas”!!!

En tu caso, Alfonso, dices que es uno de tus principales entretenimientos, pero ¿Cuál es tu punto fuerte en el juego y en cual debes incidir más para mejorarlo??

¡No sé si tengo algún punto fuerte! Lo que mejor se me da es el approach, aunque según lo he hecho en los últimos torneos, ahora lo dudo.

En el juego largo soy bastante desastre, sobre todo con las maderas; llevo años y años luchando para evitar el slice, pero no lo consigo de ninguna manera. Y llevo 14 años dando clase: el profesor me dice lo que hago mal e intento corregirlo, pero este cuerpo serrano no da para más.

Yo creo que los puntos a mejorar son el approach y el putter. Son imprescindibles para obtener buenos resultados.

Otro aspecto del juego muy importante es la estrategia: elegir bien el palo para cada golpe, tener muy claro cómo hay que jugar cada hoyo. Mi profesor me dice que, con mi hándicap, tengo que jugar a hacer bogey y si, por chiripa, en algún hoyo cae el par, pues bienvenido sea. Muchas veces, la ambición por conseguir algo más me hace cometer errores imperdonables. En Lerma me pasó en el hoyo 18 y no precisamente por intentar cruzar el agua de salida; al final el error me llevó a conseguir solo 1 punto.

El “ansia viva” nos pierde a muchos de nosotros; la estrategia, me parece fundamental. Ya lo dijo Mario … ¡no te líes! Y para los hcps altos es mejor dar un golpe más, que “liarla” por intentar hacerlo como “los güenos”. Y hablando de la “misery class”, tengo que mencionar que fuiste una de las grandes bazas del Foro para ganar el torneo de Castilla La Mancha y yo tuve la ocasión de comprobarlo ¿Qué te parece que nos den entrada a los “menos güenos” en los enfrentamientos con externos?

A mí me encantó jugar el torneo de Castilla La Mancha. Me sentí orgulloso de formar parte del equipo del Foro 2000. Supongo que lo mismo pasaría a todos los “menos güenos”. Todos fuimos encantados a jugar ese torneo. Lo único que pediría a los Capitanes es que nos avisaran, si es posible, con un poco más de tiempo…

Como verás, la conclusión es que me parece estupendo que nos llamen para participar en estos torneos.

Claro que sí! Y creo que es uno de los objetivos a alcanzar, hacer más torneos de “clase media/baja” para darnos entrada, aunque tú, de esto, sabrás algo más, digo yo… Formas parte de la Junta directiva y eres socio desde hace mucho tiempo así que me gustaría que nos hablaras de la trayectoria del club hasta el momento y de aquellos aspectos que mejorarías y los que potenciarías.

Me acuerdo de que un día, comiendo después de un torneo de Independientes de Madrid, estaba sentado al lado de Pedro Ferrond, entonces presidente del club. Se quejaba un poco de lo que le costaba mantener la página web y me ofrecí a ayudarle. Poco después, a cambio de mi ayuda, me ofreció formar parte de la Junta Directiva.

He conocido hasta ahora 2 presidentes del club, Pepe Lillo y Pedro Ferrond. La trayectoria es desde luego encomiable. Han conseguido llevar el club hasta lo más alto en Madrid y, posiblemente en el resto de España.

Me dejó preocupado lo que dijo Pepe durante la entrega de premios en Lerma: hay muchos socios que no han participado en ningún torneo, que puede que sean bajas el año que viene y que debemos hacer una campaña de captación de socios que participen.

Con esta situación, está claro que lo que el club va a necesitar más son socios (y quizás más jóvenes) que participen en las actividades. Ahí creo que está un poco el futuro del club.

Volviendo a Richi, este está siendo un año de múltiples vaivenes en la clasificación y, en tu caso, … no dejas de luchar por … ¡el polo verde!!!! Pero seguido de cerca por Julián de Lago y Mario, que no son mancos ¿Cómo ves el enfrentamiento por el primer puesto? La lucha puede ser sangrienta …. ¿Te veremos en Layos o les vas a dar cuartelillo?

Quería ganar en Lerma para quedar entre los 10 primeros en la orden de mérito ya que sabía de antemano que NO podría participar en el último torneo de Layos.

El campo y el jugar a “medal” me podría favorecer, pero no voy a poder participar ya que tengo la reunión familiar de toda la gran familia Lavandeira ese mismo fin de semana. Tal como le dije al presi: la familia es lo primero y nunca lo he dudado. Este torneo y cualquier orden del mérito NO es más importante que mi familia.

El torneo y el polo verde lo ganará un gran jugador y amigo…y eso es ¡suficiente!!

Siento que no puedas venir, pero, como dices, lo importante es la familia, así que, disfrutad mucho de vuestro día!!!

Mi última pregunta es para ti, Alfonso, porque Richi nos ha abierto su corazón en muchas ocasiones y mostrándonos su personalidad, pero, en tu caso, y pese a que, como digo, llevas mucho tiempo en el club creo que, salvo muy pocos allegados, el resto sabemos poco de ti, así que, viene la pregunta cotilla ¿Cómo es Alfonso Pérez Echagüe?

Por carácter soy bastante tímido y callado. Es uno de los motivos por lo que me cuesta establecer relaciones con los demás. Aunque eso sí, una vez que me conocen, es difícil llevarse mal conmigo.

Aparte del golf, soy muy aficionado a la informática. Supongo que por deformación profesional. Toda mi vida laboral estuve dedicado a ella, sobre todo en sistemas de tamaño medio y servidores. Ahora que estoy jubilado me dedico más a los ordenadores personales y, dentro de mis posibilidades, me gusta mantenerme al día de cómo evoluciona el tema.

De vez en cuando viajo por ahí, aunque cada vez aguanto menos el tema de los vuelos, sobre todo por los inconvenientes en los aeropuertos, equipajes, …. A mi mujer le cuesta mucho convencerme para viajar por el extranjero, pero disfruto una vez que estoy en el destino. Además, creo que todavía nos falta por conocer mucho de España.

Mi día a día no es nada de destacar: golf cuando puedo, mucha informática, hacer “mandados”, la compra, la casa, conciertos en el auditorio y aunque hace tiempo que no voy, la ópera. Aunque conozco algunos teatros de ópera, me encantaría ir a los de París y Londres.

Y colorín, colorado, esta entrevista se ha acabado. Muchísimas gracias a los dos por darme un poco de vuestro tiempo y por compartir con todos vuestras experiencias golferas y no golferas y … por supuesto, ¡Enhorabuena por el merecidísimo trofeo!!!

Y, al resto de “golfos”, queda un solo torneo y, como he dicho en otras ocasiones, los “sube/baja” de esta OM están a la orden del día, así que, hay que darlo todo porque todavía no está “todo el pescao vendido”.
¿Quién será el próximo en vestir el polo verde??

La solución en …. LAYOS!!!!

Revisar también

Entrevista a Jesper Schou, vencedor del X Torneo de la OM

Queridos forer@as, Como lo prometido es deuda … vuelvo a colgar mi croni-entrevista para ilustraros …

5 comentarios

  1. Muy buena entrevista, como siempre, Belén, eres una reportera de lujo. Y por supuesto, ¡enhorabuena a los premiados!

  2. Da gusto leer estas crónicas y conocer un poco más a los socios de este gran club.

  3. Gran entrevista como siempre y grandes los entrevistados

  4. Antonio Aboy

    Que gran entrevista y que grandes personas y jugadores los entrevistados… pero me quedo con este párrafo que creo que es de lo mejor que he leído relacionado con el golf:
    “Os cuento: al ocasional grito de ….. ¡Vuela, vuela ….. vuelaaaaaa!!! le superó un chillido muy utilizado en este torneo; el de ¡para, para ….. paraaaaaa!!!! Porque las bolas, una vez iniciaban su descenso, en su aterrizaje “forzoso” por obligado, no eran recibidas como se merecen por los greenes, y eran escupidas “sin piedad” a los collarines del Green o a tomar vientos del ansiado “agujerito”.”

  5. Ricardo Lavandeira Adán

    Gracias a toooos y a toaass!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.